Productos Peligrosos

Según las normativas de las líneas de transporte aéreo, hay artículos que deben tratarse de manera diferente por su composición química, siendo catalogados como HAZMAT (material peligroso o frágil). Esta segmentación se cumple con el fin de proteger de accidentes a la aeronave, ya que por la presión pueden generar explosiones.

¿Cuáles son estos artículos?

  • Baterías.
  • Audifonos o auriculares.
  • Perfumes.
  • Esmaltes.
  • Splash.
  • Cremas
  • Aerosoles
  • Aceites
  • Grasas
  • Fosforeras
  • Gel
  • Tratamientos capilares (Minoxidil)
  • Ceras
Todo artículo que contenga alcohol o inflamables, es catalogado como HAZMAT. Igualmente, recomendamos comunicarse con nosotros para obtener asesoría.

¿El tiempo de entrega varía?
Si, normalmente el despacho de estos artículos, se realizan cada quince días, por lo que recibirás tu compra dentro de 15 y 30 días hábiles.

Productos Restringidos

Los siguientes artículos son restringidos por diferentes organismos nacionales e internacionales.

Productos considerados RESTRINGIDOS

  • Productos perecederos.
  • Tabaco y armas.
  • Alimentos y bebidas.
  • Animales vivos.
  • Productos en spray o que dañen la capa de ozono.
  • Semillas - plantas - madera.
  • Explosivos y municiones.
  • Sustancias tóxicas.
  • Precursores y sustancias químicas.
  • Pieles y productos de origen animal.
  • Medicinas, drogas y estupefacientes.
  • Cualquier artículo con alcohol como primer ingrediente.
  • Soluciones de limpieza.
  • Fuegos artificiales y pólvora.
  • Gas, gas lacrimógeno y gas pimienta.
  • Encendedores y/o fósforos.
  • Baterías que contengan productos químicos.
  • Venenos.
  • Envases a presión.
  • Herramientas a base de gas.
  • Decodificadores satelitales.

Productos de prohibida importación:

  • Celulares usados o remanufacturados.
  • Repuestos y accesorios de auto, moto usados.
  • Ropa usada.
Importante:
Muchos artículos que se utilizan diariamente en casa o lugares de trabajo, no parecen ser peligrosos, sin embargo, en los vuelos, las variaciones de temperatura y presión, pueden causar que el contenido se salga o se derrame, generando gases tóxicos o iniciando fuego.